¿Quieres mejorar en el deporte?

Suscríbete y te informaré de las últimas novedades de coaching deportivo

Hábitos positivos

 

Hábitos positivos.

Los hábitos positivos son clave para que un deportista consiga además de alto rendimiento una vida ordenada.

Cuando hablamos de hábitos, no sólo nos referiremos a la conducta, sino también a nuestra propia representación interna de las situaciones, es decir, las rutinas mentales que todos tenemos ya sean positivas o negativas.

Desde que eres niño has ido aprendiendo ciertas actitudes, formas de sentir y actuar para reaccionar o dar respuesta en determinadas situaciones. Por tanto, sueles pensar, sentir y actuar de la misma manera cada vez que te encuentras ante una situación parecida.

La buena noticia es que estos hábitos, que en ocasiones son negativos, los puedes cambiar, tomando consciencia de ellos y entrenando la nueva respuesta o comportamiento que desees construir.

Cuando quieres cambiar, es frecuente que los viejos hábitos que habías seguido hasta ese momento se resistan a dicho cambio.

¿Cuánto tiempo se tarda en incorporar un nuevo hábito? Se dice que se necesita como mínimo unos 21 días para efectuar algún cambio perceptible en cualquier concepto mental, lo que nos llevará a un cambio a nivel conductual.

¿Cuáles son las claves para generar hábitos positivos? A continuación enumeramos algunas claves para la generación de hábitos positivos en tu vida:

 

  1. El número de repeticiones de las acciones que conforman el hábito; cada repetición es un avance hacia la consolidación.
  2. La frecuencia del hábito; aquí cada uno debe encontrar el punto exacto, ya que, si dejas demasiado espacio de tiempo entre una repetición y otra se corre el riesgo de que los efectos sean aislados, sin embargo, demasiada intensidad en la frecuencia te puede fatigar tanto mental como físicamente.
  3. Que el hábito sea uniforme y progresivo; referente a lo que acabamos de nombrar, el cambio debe ser lento y gradual.
  4. La motivación con la que creas el hábito, considerando la atención y la intención con la que lo hacemos. La primera se refiere a la capacidad de poner todos tus recursos en el momento presente, y la segunda a la capacidad para ver más allá del simple acto, sintiendo en cada paso, en cada esfuerzo, la construcción del éxito que quieres, es decir, sentir el propósito, el para qué de lo que haces.

 

Como decía Charles Reade: “Siembra un acto y cosecharás un hábito. Siembra un hábito y cosecharás un carácter. Siembra un carácter y cosecharás un destino”. Estás a una acción de cambiar tu vida y los hábitos positivos son la llave para ello.

¿Quieres mejorar en el deporte?

Apúntate y recibe consejos y recursos - Es GRATIS:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *