¿Quieres mejorar en el deporte?

Suscríbete y te informaré de las últimas novedades de coaching deportivo

El adiós de Maradona

 

El adiós de Maradona

 

El adiós de Maradona no ha sido el más agradable, después de haber sido uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol mundial. Diego nos dejó el 25 de noviembre de 2020 de un infarto.

De todos es sabido su vida fuera de los campos de juego, pero me gustaría recordar lo que hizo dentro de ellos. Siempre digo que lo ideal es tener una vida equilibrada como jugador y como persona. Pero este no es el caso de Diego Armando Maradona, un chico que cuando era niño con su equipo “Los Cebollitas” estuvo 136 partidos invicto y que debutó en primera división de Argentina con 15 años con su primer equipo profesional (Argentinos Juniors).

En el año 1978 se llevó una gran decepción al no ser convocado por César Luis Menotti para disputar el Mundial de Fútbol es su propio país. Pero un año más tarde, el propio Menotti le seleccionó para el Mundial Juvenil que se disputó en Japón. Dicho torneo fue ganado por Argentina frente a la Unión Soviética por 3-1. Maradona metió un gol y fue elegido el mejor jugador del campeonato.

En 1981 Maradona firmó por Boca Juniors donde luego fue traspasado tras el Mundial de España en 1982 al F.C. Barcelona por 1200 millones de pesetas. Diego llegaba como una superestrella mundial pero tampoco tuvo suerte ya que una hepatitis primero y una fractura de tobillo después no le permitieron tener la continuidad que se necesitaba para hacer grandes cosas con el Barcelona. No obstante, ganó una Copa del Rey, una Copa de la Liga y una Supercopa de España.

En el año 1984 fue traspasado al Nápoles donde tardó unos años en consolidarse como equipo ya que venía de luchar por no descender. Gracias a las inversiones económicas en jugadores y, sobre todo, gracias al juego de Maradona consiguieron dos ligas italianas, una copa de Italia, una supercopa italiana y una copa de la UEFA. El Nápoles en esta época, con Maradona en sus filas, era una de los mejores equipos de Europa y logró codearse con los grandes de Italia (Juventus, Inter de Milán, Milán A.C.).

Pero donde realmente se consagró Diego Armando Maradona fue en el Mundial de México 86. Todo el mundo del fútbol tiene grabado en sus retinas los cuartos de final en el Estadio Azteca contra Inglaterra, con uno de los mejores goles de la historia de los mundiales narrado por el argentino Víctor Hugo Morales y con la famosa “mano de Dios”, que hizo que Argentina alcanzara las semifinales contra Bélgica. Posteriormente venció a la selección belga con otros dos goles del astro argentino. Y en la final brilló en la victoria de Argentina contra Alemania por 3-2.

Otro hito en la historia de Maradona fue el subcampeonato que consiguió en el Mundial de Italia 90, pero tuvo un sabor agridulce ya que no recibió el apoyo que esperaba del público italiano.

Posteriormente Maradona pasó por otros equipos y tristemente fue sancionado por dopaje en el Mundial de Estados Unidos en 1994. Sin embargo, todo esto no empañó todo lo que hizo anteriormente.

Maradona pasó por otros clubes y fue entrenador, pero lo que hizo en sus años más gloriosos valió para que fuese considerado uno de los mejores futbolistas de la historia. El adiós de Maradona no ha sido el que esperábamos. Descanse en paz.

¿Quieres mejorar en el deporte?

Apúntate y recibe consejos y recursos - Es GRATIS:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *