¿Quieres mejorar en el deporte?

Suscríbete y te informaré de las últimas novedades de coaching deportivo

Mentalidad positiva en el deporte

 

Mentalidad positiva en el deporte

 

Cuando las personas me preguntan qué es lo que diferencia a un deportista de élite que triunfa con otro que no, siempre comento que existen muchos factores que pueden determinar esta pequeña divergencia, pero no hay duda que a igualdad de talento y condiciones, la mentalidad positiva es clave.

Esta mentalidad no tiene nada que ver con decir que lo vas a hacer bien o con repetirse cosas positivas sin parar, sino que más bien es una actitud que el propio deportista tiene o trabaja. Y esa actitud es la que en los momentos clave te hace actuar de manera acertada tomando las decisiones correctas para así obtener el resultado óptimo.

¿Cuáles son esas actitudes para competir con mentalidad positiva?

Para empezar es fundamental la RESPONSABILIDAD, es decir, pensar que yo creo mi propio “destino”. La gente con poca mentalidad deja que la vida le suceda, en vez de actuar para que te vaya cada día mejor.

También es fundamental DISFRUTAR de tu deporte. Y cuando decimos esto no nos referimos a que en la competición no tengas que esforzarte ni luchar. Jugar para “ganar”, confiar en uno mismo y ser ambicioso con tu rendimiento también forma parte de ese disfrute. Es decir darlo todo para convertirte en alguien mejor.

El COMPROMISO con uno mismo para cada día entrenar y competir al 100% requiere acción, mientras que otros solo desean sin esforzarse por conseguirlo.

Cuando un deportista se preocupa de CRECER y aprovecha sus OPORTUNIDADES, en vez de centrarse en los obstáculos tiene también una actitud más positiva que le hará centrarse en lo importante y conseguir así mejores resultados.

Ser HUMILDE y AGRADECIDO con las personas y relacionarse con personas POSITIVAS hace también que tu entorno sea positivo y ayude a que el rendimiento personal y profesional mejore. En este sentido cuando un deportista sabe RELACIONARSE correctamente, y comunicarse efectivamente con su cuerpo técnico, con sus compañeros, con los doctores y fisioterapeutas, con los medios de comunicación, las cosas son mucho más fáciles y el deportista no pierde energía en cosas que le podrían dispersar.

En toda competición y en toda temporada hay momentos de dificultad. Cuando se logra que el deportista se centre en lo que puede hacer y en sus RETOS, más que en sus problemas el deportista generará confianza y seguridad en él y en su juego.

Todos estos factores ayudarán al deportista a focalizar en lo importante con esa mentalidad positiva que con trabajo, cualidades y talento harán obtener resultados extraordinarios.

¿Quieres mejorar en el deporte?

Apúntate y recibe consejos y recursos - Es GRATIS:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *